miércoles, 1 de julio de 2009

Transformers 2: La Venganza de los Caídos


Sam empieza la universidad, por primera vez se separará de sus padres y de su novia Mikaela, ajeno totalmente a que la historia está a punto de repetirse. Sin saberlo Sam se ha convertido en el centro y la razón de la venganza de los Decepticons los cuales no tardan en entrar en acción lo cual hace que Sam tenga que dejar sus planes universitarios para volver, junto con sus amigos los Autobots, a hacerse cargo de la seguridad mundial.

Clavada en todo a la primera parte exceptuando el derroche de acción, explosiones, persecuciones que inundan el film por completo y que quizás son más abundantes en esta secuela, escenas perfectamente elaboradas en cuanto a efectos especiales, que eliminan de raíz cualquier asomo de aburrimiento que el exceso de metraje pueda ocasionar (sello Michael Bay), una gran dosis, como no, de patriotismo y de defensa de los principales valores de la cultura yanqui, la familia Witwicky principalmente, que juega un papel mucho más importante en esta segunda parte.


El mismo equipo tanto delante como tras las cámaras hacen que la cinta tenga un ritmo calcadito a su antecesora, con unos ligeros cambios como la introducción de dos personajes cómicos en la forma de dos Autobots (robots de los buenos) que en mi opinión sobran pero que están bien si el objetivo es quitar hierro a algunas escenas violentas de cara al público más joven, en la parte de los Decepticons (robots de los malos) vuelve a aparecer, también, un “secundario cómico”, un robotillo que se transforma en todoterreno de juguete, recordemos que en la primera parte aparecía uno que se transforma en el móvil de la Fox.

Shia Labeouf (Sam Witwicky) con el mismo registro al que nos tiene acostumbrado (claro que tampoco lo hemos visto de prota en tantas otras pelis que no se llamen Transformers) pero bien en general, Megan Fox (Mikaela) es la “noviafloreroperritofaldero” de Sam, que en esta cinta tiene una escena en la que se luce pero más bien como modelo, es su primera escena en la peli donde posa como para la revista Playboy encima de una moto haciendo como que pinta en una postura un poquillo forzada y hasta ahí puedo leer, John Turturro aparece de nuevo en esta entrega como el verdadero personaje cómico de la cinta.

Peli de las que los novios quieren ver pero las novias no y que gusta incondicionalmente a todo hombre menor de 25 años, muy distraída y con final feliz. Todo un “Yes We Can cinematográfico”*.

*También conocido como americanada.




Leer critica Transformers. La venganza de los caídos en Muchocine.net