domingo, 6 de julio de 2008

Margot y la boda o ¿...queda mucho?

Noah Baumbach (guión y dirección) nos cuenta la relación no muy fraternal entre dos hermanas separadas por un antiguo conflicto que una de ellas decide olvidar (Margot / Nicole Kidman) y aprovechando la inminente boda de Pauline (Jennifer Jason Leigh) intenta acercarse para recuperar la relación y conocer a su futuro cuñado Malcom (Jack Black) el cual no le cae muy en gracia.

Película que por vía de la sencillez y el minimalismo pretende que sean los sentimientos de los personajes la única fuerza de atracción de la historia, cosa que consigue desde el primer momento ya que el guión y sobre todo los diálogos desbordan por los cuatro costados esa fuerza de atracción de la que hablo. Utilizando planos, para mí gusto, demasiado largos y centrados en las conversaciones haciendo la película lenta y aburrida en demasiados momentos.

Nicole Kidman da vida a Margot la hermana amargada y maltratadora psicológica que destruye los sentimientos de todo aquel que osa conocerla, muy bien en su papel pero demasiado estirada ya perdiendo definitivamente aquel atractivo angelical de Calma Total y acercándose físicamente en algunos planos a Camilo Sesto, Jennifer Jason Leigh espléndida como habitualmente, y Jack Black muy Jack Black no cambiando de registro para nada en este dramático relato, cosa que agradezco por dar los mínimos toques de humor del film y protagonizando dos de los peores momentos de la historia del cine: su desnudo y el llanto menos creíble que haya visto jamás. Aparición fugaz de John Turturro.

Se agradece la poca duración del film.



Leer critica Margot y la boda en Muchocine.net

5 comentarios:

Oderfla dijo...

¡Qué peli más mala! Yo creo que el director buscaba convencer a la gente de que ¡no se casen! ¡Ni se ajunten! ¡Que viva cada uno en su casa! Encerrado, a ser posible, alimentándose de pizza y comida para llevar del chino. Lo único que vale la pena es cuando el Jack Black este, que a mí nunca me ha hecho nada de gracia y sólo me moló cuando Bruce Willis le amputa un brazo en Chacal (película en la que sí que hace un papel distinto al habitual, fíjate), cuando el Jack Black este, decía, con ese barrigón depilado insufrible, que parece un cochinillo al horno, se mira en el espejo y descubre que su pene es más corto que su escroto. Pero qué peli más mala, por Dios. ¡Que alguien le prohíba al director volver a dirigir! Y la Kidman que se vaya a un asilo o a hacer de figura de cera de sí misma.

Tu crítica muy buena, eso sí, como siempre. Ya tocaba que usaras la palabra "minimalista", sí señor, que es una de las palabras claves de la modernitud y la modernez (y muy bien usada que la has).

Apa. ¡¡¡¡HULK APLASTA!!! (Al director peñazo y pretencioso este),

ANA dijo...

Jaja, pocos somos los que opinamos lo mismo y te puedo asegurar que la crítica a los resistentes es feroz.

un saludo.

Mario dijo...

Gracias Ana por aportar tu comentario a este mi humilde sitio.

Eres la primera comentarista de a veces veo cine que no tiene nada que ver conmigo personalmente.

Te debo una cañita.
Espero volver a leerte pronto.

ANA dijo...

Es que a veces visito blogs...

Lo siento, pero he leido las críticas y no he podido resistirme :D Ahora que estoy "formalmente invitada" pasaré de vez en cuando.

Mario dijo...

Por supuesto que si Ana y estaré encantadísimo de recibirte.