domingo, 19 de abril de 2009

La Ola


Durante la semana de proyectos en un instituto alemán, al profesor Rainer Wenger (Jürgen Vogel) le asignan explicar a sus alumnos la autocracia, como no está de acuerdo con el tema asignado decide realizar un ejercicio diferente para amenizar la clase.
La mejor manera de explicar a los chicos lo que es un gobierno totalitario es experimentando con las sensaciones, les habla de unidad, tanto en el sentido de apoyo de un grupo como en el sentido de comportamiento, les habla de vestir todos iguales, de identificarse con un nombre y un símbolo, de darlo todo por el grupo.
En apenas unos días, lo que comienza con una serie de ideas inocuas como la disciplina y el sentimiento de comunidad se va convirtiendo en un movimiento real: LA OLA. Al tercer día, los alumnos comienzan a aislarse y amenazarse entre sí.

Basada en hechos reales sucedidos en California en 1967, La Ola nos alerta como teniendo el entorno adecuado se puede liar la de Dios y para eso nos pone el ejemplo de unos cuantos adolescentes “descerebraos” de lo más pasotas que en unos pocos días forman un movimiento organizado y muy peligroso, tan sólo por la fascinación que encuentran en el ejercicio que les propone su profesor.

La peli se nos presenta con una pregunta: ¿creías que no se podía repetir?, pues sí, desgraciadamente si eso depende de nosotros los seres humanos, desde luego que se puede repetir.

La cinta de Dennis Gansel no ha sido proyectada en las grandes salas de este país aunque en Alemania disfrutó de muchas semanas de éxito.
Auguro una copia yanqui protagonizada por un buen número de componentes del estrellato hollywoodiense, entonces sí la podremos ver en las mega salas españolas.



Leer critica La ola en Muchocine.net

3 comentarios:

GUSTAVO dijo...

Hola, muy bueno tu blog.
El mio es bastante parecido al tuyo.
Podriamos intercambiar link, te parece?
Saludos,

Oderfla dijo...

Película infumable solo soportable si uno se encuentra en el estado definido por el participio adjetivo de mismo lexema pero exento del prefijo (madre, ¿será verdad o me lo habré inventado?).

En alemán gana mucho. En serio.

Pero... ¡¡¡a ver!!! ¿A qué guionista excesivamente remunerado (por poco que cobre) se le ocurrió la tontería de que toooooodo lo que ocurre puede pasar en UNA semana? De locos.

ANA dijo...

No la he visto... ¡¡Dios!! No la he visto aún... Voy a golpearme con la pared en la cabeza a ver si entro en razón.