jueves, 10 de diciembre de 2009

Amelia

Amelia Earhart fue la primera mujer piloto que cruzó el Atlántico, allá por el 1932 después de haber sido protagonista de varias proezas aéreas; George P. Putnam magnate del mundo editorial le ofrece la posibilidad de alcanzar la fama con ese desafío el cual consigue, pero aquello no solamente le hace ser famosa, la proeza la convierte en la “novia de América, la locura estalla en el mundo entero donde Amelia pasa a ser el ejemplo para cualquier mujer tenaz, trabajadora o simplemente tozuda y se convierte en fuente de inspiración de muchas mujeres célebres e importantes.
Casada con el señor Putnam, Amelia sigue estando hambrienta de grandes logros y alcanza varias metas de la aviación de aquellos tiempos, se convierte en la primera mujer que cruza el Atlántico en solitario y la primera persona que lo hace por segunda vez, consigue cubrir la distancia que separa Hawái de Los Ángeles pilotando ella sola, triunfando donde otros hombres murieron. Tal es su ansia por ir más allá que junto a su marido preparan el que será uno de los viajes más famosos de la historia; su siguiente paso será circunnavegar el planeta.
Una vida apasionante aunque en mi opinión demasiado compleja e interesante como para comprimirla en 111 minutos de nada, será por mi predilección hacia el personaje en cuestión. Personalmente creo que la historia está contada con el claro objetivo de ensalzar la figura de la aviadora pero no a su persona sino más bien a lo que ella representa en la sociedad americana, al icono Earhart, la leyenda, la lucha de la mujer en la sociedad de aquellos años, si es eso lo pretendido estamos de acuerdo y bastante satisfechos. Pero si se trataba de contar al mundo la vida de tan intrépido personaje, con esta peli no tenemos ni para un diente, supongo que no han querido perjudicar la imagen de Amelia Earhart contando con detalle sus abundantes escarceos amorosos extramatrimoniales, pero aparte de eso, la vida del personaje hubiera dado para muchísimo más a nivel dramático o si de lo que se trataba, como decíamos antes, era de ensalzar pues se podría haber adornado, puestos a inventar, los viajes de Amelia con algo más de aventura vistosa, cualquier cosa en lugar de ir saltando de flor en flor y picando un poco de todo, o más bien un poquísimo de casi todo.
Como biografía es injusta y está censurada, la colocaríamos en algún lugar indeterminado entre el drama y el documental faltándole mucho para llegar cualquiera de los dos géneros.
La película en sí no tiene mucho que analizar si acaso destacaríamos la parte de vestuario y decorados y sobre todo los diferentes modelos de aeroplanos, las réplicas de los que Amelia usó hace tantos años; también, por contar alguna cosa más, apuntar el trabajo de Richard Gere que a pesar de contar con un guión con pocas posibilidades (que no la historia), sabe sacarle un poquito más de jugo a su papel cosa que por el contrario no consigue Hilary Swank pese a lo mucho que lo intenta.
Recomiendo leerse el artículo de Amelia Earhart de Wikipedia antes de pagar la entrada del cine, es, con diferencia, mucho más apasionante.




Vota mi critica Amelia en Muchocine.net